El protocolo de transferencia de fiheros (FTP) se presentó en 1895. Actualimente aún sigue vigente.
Es una herramiente que permite copiar ficheros de un ordenador a otro a través de la red. No importa donde estén localizados ni si usan el mismo sistema operativo, basta con que estén conectados a internet.
El programa te deja manipular toda clase de ficheros, tanto si son de tipo texto como si son ejecutables y no tiene importancia el sistema operativo en que han sido almacenados o al que van destinados.

También existe el servicio anonymous FTP que te permite sin tener una cuenta acceder a los ficheros de un ordenador.
Usando este servicio tendrás menos privilegios que un usuario normal, solo podrás leer y copiarte los ficheros existentes, pero no modificarlos ni crear otros nuevos.
Se utiliza un servidor FTP anónimo para depositar grandes ficheros que no tienen utilidad si no son transferidos a la máquina del usuario.
Se reservan los servidores HTTP para depositar información tipo textual, principalmente destinada a la lectura interactiva.



volver